Formación para empresas

Cada día más es fundamental la formación para las empresas. Debido a la globalización y la competitividad resultante, estar al día a nivel técnico y operacional puede marcar la línea entre el éxito y el fracaso.

La formación tiene beneficios más allá de competencias técnicas específicas, como la obtención de una visión global que trascienda los horizontes de la propia empresa o sector. En los puntos de encuentro entre profesionales también se busca el enriquecimiento mediante el intercambio de conocimientos y experiencias.

Otro ejemplo de formaciones cada día más en boga, es la aplicación de la metodología de pilotos de caza en el ámbito empresarial. Con esto se busca aumentar la eficacia general de la compañía mediante procedimientos sencillos de actuación. En este caso la Agencia SIM, ofrece cursos y talleres a la carta.